Si te dicen que caí: Introducción a la novela de Juan Marsé

 

   En Si te dicen que caí (1973), Juan Marsé evoca la Barcelona de la guerra civil y de la dictadura franquista, donde se vislumbraban edificios en ruinas y sin agua potable, peatones malafeitados y de mirar torcido y niños hambrientos y enfermizos jugando descalzos en calles sin pavimentar. En este triste y sucio escenario (barrio de Guinardó), tanto vencedores como sometidos deberán afrontar las terribles consecuencias que, para cada uno de ellos, se derivaron del conflicto bélico.

     El realismo crítico-social[1] y las experimentales técnicas narrativas de los sesenta, permitirán al autor catalán mostrarnos el clima de pobreza, miedo,  incertidumbre y, sobre todo, represión que se vivió la ciudad condal durante más de tres décadas. La crudeza de las historias que el lector conoce a través de los múltiples y fragmentarios testimonios que aportan los pesonajes (mediante recuerdos personales, acontecimientos sociales y las “aventis”)[2] hizo que la primera edición de la obra tuviese que ser publicada en México.

                                      Los personajes: sometidos, vencedores y rebeldes

       Los personajes de la novela podemos dividirlos según la posición social e ideológica que adoptan  dentro del régimen. Por un lado, se hallan los sometidos, que  integran a la gran masa que, durante la guerra civil, se defendió contra los fascistas.  Su vida está marcada por la precariedad económica y el temor. Dicho grupo estaría constituido por los acogidos por la Casa de Familia, Ramona y los Kabileños. Estos últimos son descritos como: “Tiñosos y pendencieros, sin escuela, sin que nadie los controlara… peor que la peste, embusteros como el demonio. Sus ropas olían a pólvora quemada y a fogatas de verano, frecuentaban los refugios antiaéreos inundados de tierra y agua de lluvia, agujeros negros que aún no era tiempo de tapar o que la gente había olvidado”.

     Por otro lado, se hallarían los vencedores. Aunque pertencer al bando ganador les garantiza una posición social privilegiada, las secuelas físicas y psicológicas del conflicto les impide tener una  existencia satisfactoria. Es el caso de Conrado Galán, la baronesa y el Tuerto. Por último, se hallan los rebeldes, quienes (a pesar de haber sido dierrotados) siguen defendiendo su causa de forma activa.  La firme creencia de que pronto todo cambiará les lleva a realizar una serie de altercados para recoger dinero o  para ajustar cuentas con sus enemigos. Gracias a Palau, Miguel Bundó,  Luis Lage o Marcos Javaloyes,  conocemos la situación en la que se encontraba el anarquismo y el comunismo en España tras la posguerra y la realidad de los exiliados. Conforme avanza la trama, las diferencias que se crean entre ellos y la consolidación del franquismo los convertirán en: “Hombres de hierro, forjados en tantas batallas, llorando por los rincones de las tabernas como niños”.

      Si te dicen que caí  no es la única novela en la que Juan Marsé incluye personajes que combaten, apoyan o sobreviven a la dictadura franquista.. En  Ultimas tarde con Teresa (1966) o Un día volveré (1982) y Rabos de Lagartija (2000), el realismo crítico está muy presente, pues para él el escritor ha de tener una constante actitud de denuncia frente a la sociedad y emplear estructuras y técnicas narrativas innovadoras que pongan la palabra al servicio del recuerdo y que construyan voces que se complementan y se desmienten (Metaphora, 1994).

 

Bibliografía recomendada

  • Gabikagojeaskoa, Lurdes. (2011). Eran soñadores de  Eran soñadores de paraísos: Nostalgia y resistencia cultural en la obra de Juan Marsé (Otras Eutopías),  Biblioteca Nueva.
  • [Metaphora]. (1994). Guía de lectura de lectura de Si te dicen que caí, Plaza y Janés.
  • Kwuang-Lee, Kim. (2006). El cine y la novelística de Juan Marsé, Biblioteca Nueva.
  • Romea, Celia. (2005). Juan Marsé, su obra literaria, lectura recepción y posibilidades didácticas, Horsori.

[1] Escritores de la posguerra, como Juan Goytisolo o  Ignacio Aldecoa, declaran  que sus obras poseen una visión realista y crítica de ka España en la que les  ha tocado vivir.

[2]  «Aventi» es un apócope-diminutivo de aventura y describe narraciones improvisadas de historias inventadas.  El autor utiliza estas para que los personajes fantaseen con la realidad y creen sus propias versiones de los hechos, quedando él en un segundo plano.

Anuncios

Acerca de Zoraida

Ha realizado el Grado en Lengua y Literatura española (UAB) y el Máster de estudios filológicos superiores (UVA). Además, cuenta con dos posgrados: "Experto en Humanidades Digitales" (UNED) y "Diseño y gestión de proyectos elearning" (UOC). En la actualidad, cursa el doctorado de Español: Lingüística, Literatura y Comunicación en la Universidad de Valladolid. Gran parte del contenido del blog es de autoría propia y, por tanto, los derechos de propiedad intelectual de su contenido y de sus imágenes están reservados exclusimavente a su creadora. Los diversos elementos que conforman las entradas solo se podrá compartir reconociendo sus derechos morales y sin obtener ningún tipo de beneficio económico por ello.
Minientrada | Esta entrada fue publicada en Literatura española, Siglo XX (2) 1930-2015 y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s