La mujer en la novela sefardí: Un modelo de esposa transgresora “La hermosa viuda”.

Goerge Sand          La caracterización de una mujer  ingeniosa y fuerte, capaz de dirigir los asuntos del campo y de la casa, determinada a no ser humillada ni sometida por un hombre y con el coraje suficiente para rescatar y ajusticiar a un terrible bandido, la encontramos en la protagonista de “La hermosa viuda”.[1] 

     Várvara es una atractiva joven casada con un hombre de “poco meollo”, que relegaba en ella todas las responsabilidades familiares y laborales: “Ella regía todo: la casa, los campos, los mozos; ma era siempre dulce, nunca non hacia injurias (Barquín, 1995: 296). Tras la repentina muerte de este,  la hermosa viuda se encarga de sus tierras, de su casa y de Melada (su hija) y hace caso omiso a sus múltiples pretendientes, pues está convencida de que no desea volver a casarse. Solamente, se distrae de sus duras obligaciones, para escuchar sorprendentes relatos.

       Un día oye la historia de un hombre que va a ser ahorcado por haber cometido numerosos delitos y decide acudir al funesto acto: “Madrugan mucho […] Ellas se adoranron como si se iban al balo” (Barquín, 1995: 297). Los intensos sentimientos que despierta el criminal en ella provocan que, después de ser este colgado, Várvara regrese a contemplarlo.

         La osada viuda no solo aparta del cuerpo del bandido las alimañas que intentan devorarlo, sino que lo descuelga y salva su vida,  ya que ella no teme a la justicia humana: “Yo me espanto sólo de Dios y no de ninguno otro” (Barquín, 1995: 299). A continuación, para evitar que alguien sospeche, viste y peina a Gospodits con la ropa de su antiguo marido, y lo hace pasar por un pariente lejano que desea ayudarla en las duras  labores del campo.

         El profundo agradecimiento que él convicto muestra hacia su salvadora, mediante numerosos  regalos y atenciones, despierta en ella un fuerte interés. Pero Várvara pone una condición para que puedan casarse,  que él le jure que: “no vas querer hacerte mi amo, porque yo estuve mucho tiempo debajo de comando; no quero más estar” (Barquín, 1995: 302).

         Sin embargo, tras el enlace el comportamiento de Gospodits, antes trabajador y honesto, se vuelve perezoso y grosero: no ayuda a su hermosa mujer en la siega, se emborracha con frecuencia y acosa a su hijastra. Al principio, Várvara se lamenta y calla: “Ella, a las primerías, le respondía con reposo a su afeos; ma después empezó seriosamente a defenderse y palabras fuertes se decían de parte a parte. Los pleitos no mancaban nunca” (Barquín, 1995: 303).

         La situación con el tiempo empeora y, después de intentar echar a Melada de la casa (por no aceptar sus deshonestos propósitos), se desata un violento enfrentamiento en el matrimonio: “No va a tener el coraje de tocarte ni un cabeo de tu cabeza; esto var ser mi hecho […] por que yo no quero” (Barquín, 1995: 304). La astucia de la viuda salvará a ella y a la muchacha, y condenará para siempre al ingrato bandido, gracias al arriesgado plan que esta trama y ejecuta.

         Una noche, aprovechando el estado de embriaguez de Gospodits, su mujer y su hijastra lo atan y lo llevan hasta el lugar donde fue ahorcado. Allí, Várvara ignora las promesas que hacía el criminal (de huir y de dejarlas en paz) tras  haberle confesado ella su trágico destino: “te  vo  enforcar de nuevo, pichón mío” (Barquín, 1995: 306).

[1] La hermosa vivda, subtitulada  Fato que se pasó en Marsella,  fue  publicada en 1910  por la editorial Sayich y distribuida por El Meseret,  nº 25 y 26 (Barquín, 1995: 293).

Zoraida Sánchez Mateos

Bibliografía

o  Barquín, Amelia (1995), Edición y estudio de doce novelas aljamiadas serfardies del  principios del Siglo XX, Bilbao: Universidad del País Vasco. Edición y estudio de doce novelas aljamiadas serfardies del  principios del Siglo XX

Biblio

Acerca de Zoraida

Ha realizado el Grado en Lengua y Literatura española (UAB) y el Máster de estudios filológicos superiores (UVA). Además, cuenta con dos posgrados: "Experto en Humanidades Digitales" (UNED) y "Diseño y gestión de proyectos elearning" (UOC). En la actualidad, cursa el doctorado de Español: Lingüística, Literatura y Comunicación en la Universidad de Valladolid. Gran parte del contenido del blog es de autoría propia y, por tanto, los derechos de propiedad intelectual de su contenido y de sus imágenes están reservados exclusimavente a su creadora. Los diversos elementos que conforman las entradas solo se podrá compartir reconociendo sus derechos morales y sin obtener ningún tipo de beneficio económico por ello.
Esta entrada fue publicada en Siglo XX (I): Modernismo y vanguardias y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s