Las obligaciones sociales de la mujer: “El ángel del hogar”

         La mujer en el Siglo de las luces debía ser una buena hija, buena esposa, buena madre, buena amiga y buena ciudadana, ya que  sin tales elementos era imposible lograr el ansiado progreso de la especie humana.  ¿Pero cómo conseguirlo? La respuesta parece tenerla un lector del Diario de Madrid (1797, Nº 113):

         Para poder ser una buena hija solo se ha “de amar a su padres, lo que le enseña la misma naturaleza, y honrarlos con obediencia y sumisión, lo que es fácil si tiene una buena educación”. La formación del bello sexo se convertía así en una exigencia social y no en un mero capricho.

        Si se deseaba ser una buena esposa el bello sexo había de procurar mantener “el honor, el gobierno económico de la casa, la equidad en el trato sociable, la paz del matrimonio”. Estas tareas son una reproducción, a pequeña escala, de las que se ocupa el varón “todos los cargos mas serios que el hombre puede llenar en la sociedad  […] se compendian con toda su extensión con los de la mujer  […] porque cada familia es un pequeño señorío”. Es decir, el rol del hombre es gobernar a la sociedad y el de la mujer es dirigir los asuntos de la casa.

     Si el género femenino quería ser una buena ciudadana tenía que “ser un maestro de todas las cosas necesarias a la sociedad, para enseñarlas a su familia, para que tomando esta sus lecciones y su ejemplo puedan extender sus virtudes por toda la tierra”. De tales palabras se deduce que sobre el sexo débil recae casi toda la responsabilidad de promover el bienestar y la ejemplaridad del país, porque del modelo que difunda a sus hijos dependerá la felicidad de todos los ciudadanos.

     Ser buena madre, por tanto, era la tarea fundamental de la mujer. Es por este motivo que en la prensa del XVIII se puso especial ahínco en definir cómo el bello sexo tenía que cuidar y educar a sus hijos.  Un paso imprescindible para ello era ocuparse de la lactancia, ya que si tal tarea se dejaba a cargo de otra persona la criatura se malograría moralmente  “nacen los niños, ya apenas ven la luz, cuando las madres […] los alejan de sí […] Esta las comunica a la criatura envueltas en el alimento, así como los humores corrompidos. Envenenada la raíz, es necesario sea malo el árbol”  (Miscelánea, 1797,  Vol. 4, Nº 1).

        Otra labor importante que tenían que asumir las madres era la de “ser en su casa lo que un juez recto y vigilante es un pueblo, para que observando primero por si misma todas las leyes de justicia, las haga observar en toda su familia” (El Diario de Madrid, 1797, Nº 88).  La mujer española, durante la Ilustración, adquirió como consecuencia de todo ello un papel muy destacado en la educación y en la organización de los hogares.

Marie-Anne-Lavoisier2-jpg

(Zoraida Sánchez Mateos)

Anuncios

Acerca de Zoraida

Ha realizado el Grado en Lengua y Literatura española (UAB) y el Máster de estudios filológicos superiores (UVA). Además, cuenta con dos posgrados: "Experto en Humanidades Digitales" (UNED) y "Diseño y gestión de proyectos elearning" (UOC). En la actualidad, cursa el doctorado de Español: Lingüística, Literatura y Comunicación en la Universidad de Valladolid. Gran parte del contenido del blog es de autoría propia y, por tanto, los derechos de propiedad intelectual de su contenido y de sus imágenes están reservados exclusimavente a su creadora. Los diversos elementos que conforman las entradas solo se podrá compartir reconociendo sus derechos morales y sin obtener ningún tipo de beneficio económico por ello.
Esta entrada fue publicada en Siglo XVIII: Neoclasicismo y etiquetada , , , , , , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s