La muerte del ángel del hogar a través de Margarita (obra de Pelliza de Sagasta)

La protagonista de Josefina Pelliza de Sagasta, Margarita, propone un rol femenino alternativo al de “ángel del hogar”. En el nuevo modelo, la mujer  abandona la protección masculina para emprender una vida independiente. La osadía y la fuerza que posee la heroína de esta novela le permitirán no solo  mantener a su familia sino también romper (gracias a su labor como cuidadora de enfermos) con la restricción del bello sexo de no intervenir fuera del espacio privado.

 Margarita fue publicada en 1875 en Buenos Aires. La narración, como expresa su autora en la dedicatoria que precede a esta, es el resultado de una apuesta.  La escritora de Entre Ríos cuenta que su amiga Florencia  Pueyrredón de Castro, al saber de su embarazo, creyó imposible que pudiera compaginar la maternidad con la escritura. Ante tal afirmación, Pelliza de Sagasta le prometió que “la primera publicación, de cualquier género que fuere, te sería dedicada para que te convencieras de que una mujer, por más que sea madre y esposa, tiene tiempo, si sus ideas y su corazón la inclinan a ello, para escribir y hacer versos”  (1875: 13).

La reivindicación de la libertad y de la igualdad femenina que llevó a término Pelliza durante su corta vida, 1848-1888, quedó plasmada en sus creaciones literarias  y teóricas. A través de las cuales  manifestó que Argentina, a pesar de presumir de sus grandes innovaciones tecnológicas,  permanecía atrasada al no haber superado todavía las diferencias entre mujeres y hombres. Según Bonnie Frederick, la autora rioplatense deseaba “avergonzar a los argentinos empleando el más grande insulto de su tiempo: la opresión de la mujer es antiprogresista”  (1993: 14).

Uno de los ejemplos más destacados de la poetisa de Concordia sobre la desigualdad de género es Conferencias: El libro de las madres de 1885. En él se pueden leer aseveraciones como las siguientes: “La mujer enaltecida por medio de la instrucción sólida no podrá ser nunca inferior al hombre […] quedará libertada de la injusticia que hoy pesa sobre ella; quedará […]  rehabilitada y en posesión de sí misma” (Frederick, 1993: 59).  Su difícil  labor como crítica  y editora de la revista La Alborada de Plata hizo que pronto se ganara el elogio de personalidades tan destacadas como Sarmiento, Ricardo Gutiérrez o Clorinda Matto de Turner.

Sin embargo, en la actualidad, esta innovadora escritora resulta casi desconocida, ya que  tan solo ha sido reeditada su novela La Chiriguana. Margarita es, por tanto, una obra que permanece hoy día en el más absoluto olvido, a pesar de plantear aspectos interesantes respecto al intento de construir una nueva identidad femenina. Su protagonista rompe  con las bases de “ángel del hogar” sobre las que se construye el personaje al demostrar una fuerza de voluntad y de actuación impropia de este ideal de mujer.  Como indica Beatriz Ferrús (2013):

Teresa y Margarita gestionan su vida sin concesiones, hacen del ejercicio      plenipotenciario de su libertad su rasgo más destacado. Son ángeles del hogar, bellezas cargadas de dulzura, pero también de energía y de fortaleza, heroínas que caen y se levantan, que trabajan sin descanso para sí mismas y para los que aman.  (Ferrús,  2013:11)

+ información en: //ddd.uab.cat/pub/tfg/2014/119410/TFG_zoraidasanchez.pdf

Acerca de Zoraida

Posee el doctorado en "Español: Lingüística, Literatura y Comunicación" de la Universidad de Valladolid. Ha realizado el Grado en Lengua y Literatura española (UAB) y el Máster de estudios filológicos superiores (UVA). Además, cuenta con dos posgrados: "Experto en Humanidades Digitales" (UNED) y "Diseño y gestión de proyectos elearning" (UOC). Gran parte del contenido del blog es de autoría propia y, por tanto, los derechos de propiedad intelectual de su contenido y de sus imágenes están reservados exclusivamente a su creadora. Los diversos elementos que conforman las entradas solo se podrá compartir reconociendo sus derechos morales y sin obtener ningún tipo de beneficio económico por ello.
Esta entrada fue publicada en Literatura hispanoamericana y sefardí, Siglo XIX: Realismo y Romanticismo y etiquetada , , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s